¿Alguna vez te has preguntado si es posible vivir del trading?

 

Yo me lo pregunto desde el año 2012.

(…“Vivir del trading”: es una frase bonita para el título de un libro).

Y con “vivir del trading”, me refiero a vivir sólo de la operativa y no del contexto de actividades relacionadas que todos conocemos.

Después de algunas indagaciones en la operativa intradiaria, aún NO puedo decir que operar intradia sea algo rentable, que compense el esfuerzo.

 

Mi curva de rentabilidad, en una gráfica. Durante el periodo de 1 año y 266 operaciones:

 

Fase 1. Encuentro el sistema que funciona en el momento.

Fase 2. Lo pongo a funcionar y empieza a dibujar una curva de beneficios alcista.

Fase 3 . Después del primer DrawDown, empieza de nuevo el sesgo positivo.

Fase 4. En el siguiente DD mi moral baja y dejo de entrar operaciones por dudas sobre su ciclo de funcionamiento.

Fase 5. Vuelvo a poner el sistema en marcha con o sin ninguna modificación y vuelve a subir la curva.

 

Lo que intento decir con esto, es que mi error, es de consistencia de fe y de estado de ánimo (creer en lo que hago).

 

Y tener solo este fallo, me permite mantenerme en Break Even, hasta el momento

 

Este blog es la herramienta que creo, me está haciendo falta para acabar de definir si para mí, esto del daytrading puede o no llegar a ser viable. Y la idea principal es superar el miedo al qué dirán y al ridículo. Creo que si supero esta parte, como mínimo, tendré una respuesta clara a la gran pregunta: ¿Es el daytrading  una quimera para mí?

 

Objetivo para este año: Un modesto 30% trabajando una media de 2 horas diarias.

 

Para algunos, – y con razón-, esto será una matada de trabajo, pero todo aprendizaje tiene un precio y cualquier tipo de negocio también.

 

Vengo del  gran gremio de los informáticos. Después de 17 años  trabajando en todo tipo de segmentos de la informática, en marzo de 2016 y a raíz de un cambio en el contrato laboral, sufrí el famoso despido y me acompañaron amablemente y  de la manita a la oficina del paro. –Ellos cuidaran de ti –, me dijeron…

 

Encontré el momento perfecto para entrar en modo “tocarme los huevos” y de paso, estudiar algo que me guste, ver ideas de monetización por internet y estudiar las posibilidades para mi jubilación anticipada, o sea sé, buscarme la vida para NO tener que hacer-algo-que-no-quiero-hacer  nunca más.

 

Y en ello estoy.

El cartero pandil quiere enviarte la Newsletter

 

Casi cada domingo escribo para mis suscriptores el resumen y las paranoias de la semana, te puedes esperar cualquier cosa...  :·)

¡Super! Revisa tu bandeja de entrada